Algo está cambiando…

Casi 4 de cada 10 norteamericanos son freelancers que trabajan desde sus casas (Upwork/Freelancer Union).

Y ese número sigue aumentando, ¿por qué?

Cuando las operaciones del negocio nos exige estar haciendo lo mismo una y otra vez durante semanas, nos sentimos profesionalmente estancados.

Eso ocurre cuando somos otra pieza más de la máquina que produce un commodity…

Eso ocurre cuando somos buenos siguiendo instrucciones…

Eso ocurre cuando nos sentimos amenazados por la tecnología…

Y, cuando sentimos que el sendero se vuelve cada vez más estrecho e incómodo, buscamos otras rutas.

Rutas menos transitadas…

Rutas que llevan a destinos diferentes al del sendero principal…

Rutas, aunque no marcadas en el mapa, con vistas que roban el aliento.

Millones de personas alrededor del mundo están emprendiendo esos viajes, ellas mismas trazan su camino en sus mapas, ellas mismas escogen qué aprender y ellas mismas escogen qué ofrecer al mundo.

El mundo las conocen como freelancers.

¿Qué son los freelancers?

Los freelancers son personas que ofrecen su expertise sobre algún tema, trabajan por resultados y de manera independiente.

Puedes, por ejemplo, pedirles que te diseñen un logotipo o que escriban un artículo para el blog de tu web, y pagarles sólo por resultados entregados.

Ahora, puedes atender solicitudes específicas y puntuales de tus clientes sin tener que crear una relación empleador-dependiente con personas que tienen el conocimiento necesario para realizarlas.

Existen múltiples sitios web que conectan a empresas con freelancers, pero las que he utilizado son Upwork y Freelancer.com. Aunque Upwork tiene mejor usabilidad, el lenguaje de la plataforma sólo está en inglés.

¿Qué opinas sobre esta modalidad de trabajo? ¿Tendrías a personas en tu empresa trabajando de manera remota y por proyectos?

Haz que tu empresa funcione sin tenerte a ti presente

El otro día me junté con un par de amigos por la despedida de una amiga, y uno de ellos me comentó que había empezado un negocio: un local de sushi.

Lo felicité por haber tomado la iniciativa, y luego le pregunté qué tal le iba a su negocio y su vida como emprendedor.

“Bien!”, me decía, “tengo a una encargada de local que hace funcionar el negocio sin que yo tenga que estar presente.”

Cuando me respondió, pensé de inmediato en algunos escenarios…

¿Qué ocurre con la operación del negocio si la encargada de local se enferma?

Si ella exige un aumento de sueldo, ¿se verá obligado a dárselo?

Le conté a mi amigo mis reflexiones y concluimos que el funcionamiento de su negocio dependía mucho de una sola persona: de la encargada de local.

Si ella no estaba presente, sea cuál sea la razón, la calidad de atención al cliente no era la misma y los rolls de sushi tampoco. Existe una manera de solucionar esto, y es sistematizando los procesos del negocio.

¿Qué es la sistematización de procesos?

Cada vez que hago un pedido en algún Mcdonald´s, veo, detrás de la persona que opera la caja, a cocineros armando las hamburguesas como si ésta fuera una línea de producción de juguetes…

El cocinero #1 saca el pan caliente de una bandeja de horno, le coloca encima la hamburguesa, el queso y otros ingredientes, y luego le entrega la hamburguesa al cocinero #2…

El cocinero #2, en un abrir y cerrar de ojos, envuelve la hamburguesa con un papel amarillo, y luego la deja sobre una maquina separadora de hamburguesas…

El cocinero #3 lée mi orden de compra, trae mi hamburguesa recién hecha por los dos cocineros y, con una especie de pala, rellena una cajita con una porción perfecta de papás fritas…

Todo funciona a la perfección, tal como lo muestra el siguiente vídeo:

¿Por qué hablo sobre Mcdonald´s?

Porque Mcdonald´s es un ejemplo de negocio con procesos de producción perfectamente sistematizados, es decir, que sus etapas de producción y entrega del producto están muy bien ordenados.

¿Por qué es importante sistematizar los procesos?

De esta manera, si un cocinero se enferma y falta al trabajo por varios días, su puesto puede ser reemplazado rápidamente.

¿Por qué?

Porque las instrucciones de cocina fueron diseñadas de tal manera que cualquier persona puede ejecutarlas.

Así, puede garantizar la entrega de entregar siempre (o casi siempre) la misma calidad de producto y servicio.

Sistematizar los procesos de un negocio significa ordenar y documentar las etapas claves del negocio con el fin de sacar el máximo rendimiento a sus recursos (tiempo y dinero).

¿Qué áreas del negocio debo sistematizar?

Una respuesta fácil sería: todas.

El proceso de captar nuevos clientes debe estar documentado. El proceso de producción de producto o entrega del servicio debe documentado. La manera de cobrarles a tus clientes debe estar documentado. Incluso el proceso de captación de talentos debe estar por escrito.

Sin embargo, nos volveríamos locos si empezamos a sistematizar todo de una vez. Entonces, ¿por donde deberíamos comenzar? Por el área que hoy te está robando más tiempo.

¿Cuántas horas a la semana le estás dedicando a la presentación de tu producto?

Si le dedicas, pongamos un caso, 2 horas a la semana, es decir, 8 horas por mes, a preparar una presentación para cada reunión con un potencial cliente, ¿por qué no dedicar ese tiempo a preparar una plantilla de tu presentación?

Esto te ahorrará muchísimas horas que podrías dedicárselas a otras áreas de tu negocio. Otro ejemplo…

Si eres de aquellas personas que pasan horas persiguiendo a sus clientes para que les pague, podrías delegar esta tarea a otra persona y aliviar ese dolor de cabeza que siempre llega a fin de mes.

Y para poder delegar esta tarea, y hacer que otra persona lo haga siempre de la misma manera, ésta debe estar documentada.

En resumen, identifica aquellas actividades que más tiempo te consumen, y documéntalas para que otra persona lo pueda hacer por ti.

Hay un libro que explica mejor todo esto; el libro se llama The E-Myth (está en inglés).

En resumen, el libro explica por qué el 80% de los negocios pequeños fracasan, y cómo asegurar que el tuyo no sea uno de ellos construyendo un negocio que está basado en sistemas y no en el trabajo de una persona.

Si te interesa leerlo, puedes buscarlo directamente en Amazon o comprarlo en formato digital o papel haciendo click en la imagen de abajo.